Marketing de Contenidos: encanta a tu audiencia sutilmente

¿Has notado que siempre que subes a un avión encuentras la revista “A Bordo” independientemente del tipo de avión? Y es posible que en cualquier momento del vuelo tomes la revista y la hojees, o mejor aún, que la leas con atención. Acabas de caer en el encanto del marketing de contenidos, es decir, de la pulida estrategia de crear contenidos editoriales que a tu audiencia le interesen para que vendas sin que ser intrusivo.

El marketing de contenidos, también conocido como content marketing, es una estrategia en la cual se crean, publican y distribuyen contenidos de interés para el buyer persona de tu negocio, para atraerlos y conseguir fidelidad, sin que necesariamente los bombardees con ventas.

Si la empresa entiende a la perfección quién es su buyer persona, entonces tiene oportunidad de generar artículos, vídeos, infografías, e-books y otros formatos de contenido que le interesen a esa audiencia mientras, al mismo tiempo, se muestran como expertos indiscutibles de su rubro.

El marketing de contenidos es una herramienta imprescindible para el posicionamiento de marca. Cuando está bien hecho, con inteligencia y análisis detrás, es tu puerta de entrada para aparecer bien posicionado en el buscador de Google.

Este análisis inteligente también es necesario para que los contenidos que generes de verdad le hablen a las personas que estás buscando, que resuelvan necesidades o dudas, o que los ayuden a identificarte con tu marca. El marketing de contenidos se usa para atraer, informar y ayudar, y finalmente, para ayudarle a los prospectos a completar el ciclo de compra.

¿Quién puede crear una estrategia de marketing de contenidos?

Tener un equipo para marketing de contenidos puede ser retador. Se necesitan no solo escritores profesionales, sino también diseñadores gráficos que le den identidad visual al contenido, productores de vídeo para atender las demandas de los nuevos formatos de comunicación digital y expertos en analítica y SEO que ayuden al escritor a identificar las oportunidades y los intereses de los prospectos.

Los contenidos siempre deben ser frescos, originales y poniendo al lector/prospecto como centro de la creación.

A veces por ahorrar costos las empresas tratan de hacer el contenido ellos mismos, pero se encuentran con el problema de la falta de tiempo y consistencia –algo que también es importante en el marketing de contenidos–con problemas de redacción o con bloqueos de escritor casi inmediatos. Por eso es mejor contar con un equipo de expertos que siempre tenga listo lo que tu estrategia necesita.

Aprovecha cuanto antes las ventajas del marketing de contenidos en tu empresa y empieza a dominar el panorama digital atrayendo a los clientes adecuados.