fbpx
Pre Loader

La falacia de quiero un sitio limpio y con poco texto. ¿Tu caso?

La falacia de quiero un sitio limpio y con poco texto. ¿Tu caso?

Solicitaste a tu desarrollador web un sitio limpio, con poco texto, mucha imagen y animaciones atractivas y que además aparezca en las búsquedas de Google. Pero resulta que el sitio no aparece, el tráfico desde Google no llega y las ventas tampoco. Aquí te decimos porque un sitio con poco texto no vende.

La falacia de “quiero un sitio con poco texto, que se vea limpio” es una de las más erróneas concepciones en la mente de muchos directivos y dueños de empresas cuando piensan en su sitio web. Hay muchas razones por las que esto está equivocado y aquí revisamos varias de ellas.

Quién quiere comprar investiga y lee

La primera razón que argumentan para tener un sitio con poco texto es “la gente no lee” y esto es parte verdad y parte mentira. La gente en general, la que anda de curiosa sin tener una real necesidad que resolver, efectivamente no lee. No tiene para que leer pues no está investigando a fondo ya que no está pensando comprar. Para esa “gente” está bien un sitio limpio y con poco texto.

Sin embargo, quién tiene un problema y una necesidad que resolver, si lee.

Y lee porque quiere entender si cierto producto o servicio le resuelve su problema. El prospecto que sí quiere comprar o que sí necesita comprar, es quién tiene muchas preguntas que resolver, ese prospecto sí lee y ese es el prospecto que debe interesarle al dueño de una empresa o al responsable de Marketing de esta.

A quién quieres apelar

¿Para qué quieres un sitio web con poco texto y muchas imágenes que no explique a fondo tu producto o servicio? ¿Para apelar a alguien a quién no le interesa entender tu oferta? ¿Para hablarle a alguien que no va a dedicar el tiempo a entender por qué eres diferente?

Si le quieres hablar al visitante ocasional, que solo anda curioseando y que no toma la investigación en serio porque en realidad no quiere comprar, entonces sí, haz un sitio limpio y con poco texto y muchas fotos de stock para que digan “qué bonito sitio” “qué padres fotos” y no compren nada.

¿A quién quieres hablarle? ¿A quién solo anda de visita sin realmente buscar comprar o a quién anda investigando porque toma su compra en serio?

Entregando valor te ganas la confianza

Un contenido detallado y profundo entrega valor, ayuda al prospecto que anda investigando, contesta preguntas, resuelve comparaciones, habla de lo bueno y de lo malo, explica lo que sí se incluye y lo que no se incluye. En suma, construye confianza.

Un contenido con 5 bullets y una bonita foto, que es lo que usualmente hay en un sitio limpio y con poco texto no entrega valor.

Con un buen diseño y una buena estructura de navegación, se puede hacer un sitio limpio que tenga el texto necesario para ganar relevancia, entregar valor, rankear y ganar la confianza de los visitantes.

Un contenido con más detalle resuelve el “momento de verdad cero” con excelencia pues hace que el potencial comprador te conozca y reconozca tu autoridad y conocimiento inclusive antes de tener contacto con tu empresa.

Y recuerda que el contenido de valor se puede generar mediante un buen blog, que publique semanalmente y con contenido debidamente investigado y optimizado.

Quiero un sitio limpio y con poco texto | Prospect Factory

Entrando al detalle, refuerzas tu PUV

Cuando tu contenido entra a detalle logra presentar porque tu oferta es diferente. Explica porque das más, porque eres mejor. Y refuerza tu propuesta única de valor (unique value proposition) sembrando una diferenciación con el prospecto, desde el primer contacto.

Además, te permite presentar con orgullo todo aquello por lo que han trabajado y todo el valor que tu empresa entrega a los clientes. Un sitio limpio y con poco texto puede verse bonito, pero no reforzar tu propuesta de valor.

Con más contenido ganas relevancia en Google

El contenido de las páginas de tu sitio tiene por objetivo, además de hablarle a tu cliente potencial, hablarle a Google para que Google entienda lo que ofreces, le otorgue relevancia, lo indexe, lo clasifique y lo muestre en una búsqueda. Y un sitio limpio y con poco texto resulta en un contenido corto que no logra relevancia con Google con lo cual se pierde la oportunidad de aparecer en los resultados y generar tráfico orgánico desde Google.

Debido a que Google entiende mejor texto y es en base al texto de una página que se logra la relevancia y la indexación, es comprensible entonces que una página con muy poco texto, no logré posicionarse fácilmente en Google.

Y es por lo mismo, que las notas de blog de 700 o más palabras, bien escritas y optimizadas, logran mejor posicionamiento en Google que una página con cinco  bullets y una bonita imagen

Siembras presencia con quienes comprarán después

Es sabido que cuando generas tráfico a tu sitio web ya sea orgánicamente o mediante una campaña pagada, entre el 3% y el 8% de ese tráfico podría estar listo para iniciar un ciclo de venta en ese momento, pero que el resto, entre el 92% y el 97% de los visitantes podrían apenas estar iniciando su investigación, sin estar aún listos para iniciar un ciclo de ventas.

Lo interesante es que quienes aún no están listos para comprar, pero saben que lo estarán más adelante, están probablemente en “modo investigación” y van a atesorar, marcar y recordar tu contenido. Y así, más adelante, si les agregas valor, te tendrán en su mente.

Es decir, con un contenido de valor siembras presencia (top of mind) en quienes no están listos para iniciar un ciclo de ventas, pero lo estarán pronto.

Y, cuando lo estén, seguramente serás a quién busquen primero, pero si el sitio tiene poco texto es más difícil agregar valor.

Las imágenes y animaciones pesadas dañan tu posición

Un último tema. La experiencia que el usuario tiene en un sitio web es cada vez más importante y es medida por Google a detalle. Y resulta que, si tienes imágenes pesadas, rotadores con muchas fotos y animaciones elaboradas, tu sitio podría ser lento, no cargar rápidamente y ello se traduce en una mala experiencia para el usuario. Especialmente para el que te busca y te visita desde un celular… que por cierto son la mayoría.

Los sitios muy gráficos, con poco texto y muchas imágenes y animaciones suelen ser un reto con las calificaciones que Google otorga a la experiencia en el sitio, especialmente en dispositivos móviles pues la velocidad es afectada con gráficos pesados.

Lo anterior podría resolverse con un sitio que se programe con código puro y no use un framework CMS como WordPress, Joomla, Drupal o similares. Usualmente los frameworks CMS agregan código que los hace un poco más pesados en aras de ahorrar en tiempo y costo de programación. Pero lo cierto es que la mayor parte de las empresas del mundo, no tienen presupuesto para hacer un sitio con código puro y para estar pagando programadores cada vez que se quiera cambiar un punto y coma. No en vano el 43,3 % de las páginas web del mundo están hechas con WordPress.

Siempre hay compromisos

No estamos diciendo que haya que hacer un sitio con código puro, ni que los sitios no deban incluir elementos que sean atractivos visualmente, siempre hay un compromiso entre gráficos y velocidad.

Por su puesto que el diseño y la estética requieren imágenes y algunas animaciones, pero se debe hacer con mesura y siempre midiendo el impacto en velocidad de carga que cada uno de esos elementos agregar. La imagen y la animación debe ir donde agreguen valor y siempre y cuando no hagan más lento al sitio.

Los expertos en posicionamiento suelen batallar mucho con los clientes que insisten tanto en elementos pesados. Finalmente, las imágenes y animaciones resaltan a la vista y dan orgullo, especialmente a quienes quieren un sitio limpio y con poco texto, muchas imágenes y animaciones bonitas.

Al correr un diagnóstico, los sitios que más mal califican son aquellos en donde el diseñador se explayo creando animaciones dignas de un premio de Pixar e imágenes que se comen toda la página sin espacio para texto. Si se quiere que estos sitios rankeen en Google, tienen que terminar reformándose, limitando las animaciones, reduciendo el peso de las imágenes y aumentando el texto.

Una última prueba

Busca los sitios que más usas y visita los sitios de los líderes de tu industria. Por lo general los verás con una buena dosis de contenido explicativo.

Cuando tienen páginas muy limpias, usualmente encontrarás un vínculo hacia “leer más” o “ver más” que te lleva a una página con más contenido. También vas a encontrar que tienen un blog que publica contenido de valor con frecuencia y consistencia. Y si resulta que tienen muchas imágenes, movimiento y animación, puedes encontrar uno de dos casos: o califican mal en los diagnósticos de velocidad, pero rankean bien porque al ser una marca reconocida Google les da ciertos privilegios; o califican bien en las métricas de velocidad porque están hechos con código puro y no usan una plataforma tipo Word.

Si tu sitio no vende, diagnostícalo y optimízalo

Así que si tienes un sitio limpio y con poco texto pero no rankea y no genera prospectos, podría ser momento de diagnosticarlo, optimizarlo y convertirlo en una máquina de prospectación. Contacta a Prospect Factory, nosotros mejoramos tu sitio web.

Lastima que te vas.

¿Pudiste leer nuestro Blog?