Pre Loader

El celo del mercadólogo ¿lo has experimentado? ¿te identificas?

El celo del mercadólogo | Prospect Factory

Hay ciertas actividades profesionales que generan un gran celo entre colegas. Cuando vas con un médico, casi siempre va a desacreditar lo que otro médico haya dicho anteriormente; cuando vas con un abogado pasa igual; a menos que el otro abogado sea amigo del que consultas, lo que el anterior te recomendó seguramente será modificado por el nuevo. Si vas con un contador o fiscalista, pasará igual. Pero cuando te enfrentas con un mercadólogo corporativo, el celo del mercadólogo es realmente complicado.

Sucede que, para ser doctor o abogado o contador o fiscalista, la gente estudia mucho, se especializa y obtiene un título y una cédula que le dan cierta autoridad y que certifican su preparación.

Con los mercadólogos es diferente. Hay aquellos que ciertamente estudiaron una carrera de mercadotecnia y tienen título y cédula. Pero hay muchos otros que, sin haber estudiado formalmente ningún programa académico en mercadotecnia, se ostentan como mercadotecnistas y ponen en práctica el celo del mercadólogo.

El celo del mercadólogo se acentúa más en digital

En el mundo digital, la cosa se pone peor.

Casi cualquier persona que conozca Facebook, que haya hecho algo en Instagram o que haya hecho una campañita en Google Ads con un cupón desprendido de una revista, se siente mercadólogo digital.

Nada más equivocado.

Y ni qué decir del director general que, siendo ciertamente experto en su mercado y en su sector, siente que debe dictar las reglas de una campaña de mercadotecnia digital (ver nuestro artículo sobre el ego del director general) y es quién, a veces, despliega un intenso celo del mercadólogo hacia la agencia.

Son innumerables las campañas que no alcanzan el éxito porque alguien que cree que sabe, las sabotea, las bloquea o las modifica. Muchas personas con un poco de conocimiento digital se sienten con autoridad de cuestionar lo que los profesionales de marketing digital, hacemos. Los cuestionamientos no solo vienen del director general o del aprendiz de marketing, también vienen del responsable de sistemas, quién, por haber programado un sitio (con cero conocimientos de los algoritmos de Google) cree que sabe de marketing digital.

Cómo evitar el celo del mercadólogo

 Aquí cinco recomendaciones para quienes, sin ser expertos en marketing digital, creen tener la autoridad para cuestionar lo que los expertos proponen y ejecutan:

  1. Las agencias profesionales de marketing digital no quieren sus puestos. Ustedes son dueños de su puesto y las agencias estamos aquí para ayudarles a dar resultados.
  2. Colaboradores de una agencia estudiamos todos los días. Practicamos todos los días. Vemos decenas de campañas diferentes y cometemos más errores. Es normal que la gente de la agencia sepa más que ustedes, a eso nos dedicamos. Es nuestro trabajo saber más.
  3. Tener una cuenta en Facebook y en Instagram y publicar contenidos, no es marketing digital. Haber invertido un poquito de dinero en promocionar una publicación en Facebook, no es marketing digital. Haber hecho una campaña en Google Ads con un poquito de presupuesto o un cupón de clics, no es marketing digital. Haber programado un sitio en Wix, en GoDaddy o en WordPress, no es marketing digital. Marketing digital es entender cómo funciona todo el ecosistema de rutas digitales (ver el video de rutas digitales).
  4. Además de entender las rutas digitales, el marketing digital requiere de tecnología, plataformas y comprensión de algoritmos, así como una fuerte inversión en sistemas que ayuden a gestionar correctamente las campañas y a entender las conexiones que hay entre cada ruta digital y entre cada campaña.
  5. El marketing digital es muy objetivo pues se basa en métricas. Cuando una métrica nos indica el camino a seguir, es mejor hacerle caso. Si no se le quiere hacer caso, al menos es recomendable permitir una prueba A/B para hacer dos ejecuciones. Una con lo que indica la métrica y otra con lo que recomienda el director, el mercadólogo o el de sistemas. Al final, los resultados entre la ejecución A y la ejecución B, serán los que digan cuál es el camino correcto.

Haz un examen de conciencia

En la vida hay especialistas para todo. En casi todos los quehaceres de la vida económica la especialización es cada vez mayor. Así como hay un ortopedista especialista en hombro, otro en brazo y otro en mano o hay un abogado laboral, otro mercantil y otro especialista en  propiedad intelectual; hay mercadólogos especialistas en medios tradicionales, otros en creatividad de video y otros en campaña digitales.

Si por ser director de empresa, o por ser responsable de mercadotecnia o por estar a cargo de sistemas, crees que sabes más de marketing digital que una agencia, piénsalo dos veces y haz un examen de conciencia. Posiblemente estés cayendo en el celo del mercadólogo el cual obstaculizará el obtener mejores resultados para tu empresa.

Una agencia está para generar resultado

Cuando en tu empresa deciden contratar una agencia de marketing digital, validen bien sus credenciales. Una vez que la contraten, háganle caso. La agencia debe traer a la mesa un conocimiento y una experiencia que ayuda a su empresa. Una agencia siempre busca la permanencia con un cliente y sabe que en la medida en que ayude a obtener resultados, logrará mantenerse más tiempo trabajando con el cliente. Permítanle trabajar.

Así que confíen en su agencia y sigan sus recomendaciones. Al final, un resultado positivo para la empresa es también un resultado positivo para la agencia.

 Si ya venciste el celo del mercadólogo…

Si ya venciste el celo del mercadólogo y buscas una agencia que aporte experiencia, conocimiento, tecnología y métrica, contáctanos.

Lastima que te vas.

¿Pudiste leer nuestro Blog?