fbpx
Pre Loader

Con 44 mil millones cerraron la compra de Twitter por parte de Musk

Si eres fan de la red social Twitter, seguro sabrás que desde el pasado 25 de abril del año en curso, la plataforma le pertenece al millonario Elon Musk. Después de días de intensas negociaciones, por fin logró cerrar el trato, y la compra de Twitter por parte de Musk ahora le da al dueño de Tesla un trofeo con más de 322.4 millones de usuarios con un desembolso de 44 mil millones.

Desde que Musk hizo pública su intención de comprar la red social, las cosas se pusieron intensas, y ambos lados sacaron las garras para defender los intereses de cada bando.

Por un lado, Twitter activó su plan “píldora venenosa”, también conocida como la “opción nuclear”, que defiende a la plataforma de una compra hostil; es un plan que permite a los accionistas comprar acciones con descuento si algún accionista supera el 15 por ciento de propiedad. Esto para diluir la participación del multimillonario. La compañía anunció en un comunicado que la intención del plan era garantizar que cualquiera que tome el control, pague a todos los accionistas una cantidad adecuada y justa.

Solo por unos días, Musk pensó que esto iba a frustrar sus planes, y dijo públicamente que no creía que iba a poder comprar, pero como la intención del plan “píldora venenosa” no era evitar la compra, sino que la compra fuera justa y no fuera hostil, las negociaciones siguieron y por fin llegaron a un acuerdo respecto a la cantidad, los plazos y las garantías de pago.

Estructura de la compra

Finalmente, la oferta la compra de Twitter por parte de Musk se cerró en 44 millones de dólares, equivalente a 54.20 dólares por acción, misma cantidad que recibirá cada accionista por cada una de sus acciones, lo que representa una prima del 38% respecto al precio de cierre de las acciones el 1 de abril de 2022. Elon obtuvo 46.5 millones de dólares en fondos. Una presentación ante la Securities and Exchange Commission (SEC) muestra que tiene 25.5 mil millones de dólares en financiamiento de deuda con Morgan Stanley y otras instituciones financieras, incluidos préstamos respaldados por su participación accionaria en Tesla y 21 mil millones en financiamiento de capital propio.

Según Bret Taylor, presidente de la junta directiva de Twitter, “la junta directiva llevó un proceso reflexivo para evaluar la propuesta de Elon con un enfoque deliberado en el valor, certeza y financiación. La transacción generará una prima de efectivo sustancial, y creemos que es el mejor camino a seguir para los accionistas”.

 

Te recomendamos escuchar:

Riesgo al relajar las políticas

La compra de Twitter por parte de Musk le va a dar un nuevo giro a la compañía, y ampliará sus horizontes en un plan a corto y mediano plazo. El dueño de tesla afirmó que en Twitter discuten asuntos vitales para el futuro de la humanidad, por lo que tiene que ser una plataforma en la que todos puedan opinar libremente y dar su punto de vista sin tantas objeciones, ya que como él dice, la libertad de expresión es un derecho vital para todos, y él peleará porque este se respete, claro, sin llegar al libertinaje.

¿Pero qué significa esto? Algunos piensan que al relajar las reglas, su gestión podría beneficiar a extremistas y populistas. En una nota de CNN que refiere la opinión de Carlos Parra, profesor del Departamento de Sistemas de Información y Análisis de Negocios de la Universidad de Florida, se afirma que Musk “va a promover la libre expresión del modo que él quiere, con muy pocas reglas”. Al convertirse en una empresa privada, se hará lo que él diga y los contrapesos de inversionistas, usuarios y de empleados podrán perder fuerza. Esto “va a ser bueno para una minoría de usuarios extremistas y populistas” pero no para una mayoría de usuarios a la que Musk denomina como “mayoría exhausta”, que ya es consciente de la polarización inducida por las redes sociales.

Actualmente, Twitter tiene una política frente a los casos de desinformación o de mensajes que incitan al odio, con base en la cual toma medidas que van desde mensajes de advertencia hasta suspender cuentas.

¿Qué implica para el marketing?

Podríamos listar al menos tres preguntas

¿Mantendrá el número de usuarios?

En temas de marketing, una red es tan útil como el número de usuarios que aglutina, sus perfiles y sus hábitos de uso. Hay que estar observantes a los cambios, los cuales, seguramente, tomarán tiempo en ir permeando.

¿Cambiarán las funcionalidades?

En su funcionalidad de red social, ya ha hablado de cambiar a algoritmos con códigos abiertos y luchar contra los bots de spam. Y a lo mejor, hasta nos dan la ya muy deseada opción de editar un tweet que al momento no es algo que pueda hacerse.

¿Qué pasará con la publicidad?

Sabemos que Twitter no es muy popular como medio para publicidad en línea, pero eso es por el tipo de audiencia que aglutina; si la audiencia cambiara, entonces la publicidad y su alcance seguramente se modificará.

La compra de Twitter por parte de Musk lo integra a la lista.

Con la compra de Twitter, Musk se integra a la lista de millonarios atraídos por los medios. Carlos Slim compró una participación en el New York Times, Jeff Bezos, compró The Washington Post, y si bien Twitter no es puristamente un medio, si lo se puede considerar como tal al estar al centro de las noticias del mundo.

La diferencia es que los otros magnates, han dejado que sus medios mantengan su línea editorial sin que ellos ejerzan influencia y los primeros comentarios de Musk indican lo contrario. A ver que pasa, pues Musk tiene predilección por decisiones que generan polémica y opiniones encontradas.

Ahora lo que falta es esperar a que se noten los cambios, para poder ver si fue o no algo positivo, pero solo el tiempo lo dirá.

Deja el seguimiento a una agencia

Si ya haces trabajo de marketing en Twitter, eleva tus antenas o bien hazte ayuda por una agencia que esté observante de los cambios y las oportunidades y retos que esto puede generar.

 

 

Lastima que te vas.

¿Pudiste leer nuestro Blog?